16 de septiembre de 2014

Pollo a la naranja y buen pan!

Pollo a la naranja y mucho pan

Pollo a la naranja y mucho pan

¡Pollo a la orange!

Situación: llegas a casa después de unos días de vacaciones, toca hacer la compra, estás como pato mareado por el súper porque sigues pensando en vacaciones ainssss... Acabas en la frutería y no sabes ni por qué sí ni por qué no vuelves a casa con naranjas y cebollas moradas... Algo se me ocurrirá! Dicho y hecho...

La cebolla morada es una hortaliza que tiene un color violáceo que la hace muy atractiva en ensaladas, guisos,... si bien durante su cocción pierde algo de color, de sabor más dulce que la blanca, tiene además muchísimas cualidades nutritivas y medicinales que la
hacen ideal para tenerla en  nuestra dieta diaria (es antioxdidante, rica en vitamina C, potasio, calcio, fósforo, zinc y encima dulzona y vistosa en nuestra mesa!). Y junto a las naranjas, tenemos un plato rico en vitaminas, con la poca grasa que aporta el pollo asado y complementado con pan o unas papas fritas perfecto!

Vamos al lío!

Ingredientes (para 2 personas):

2 cuartos traseros y 2 alas de pollo
2 naranjas
1 cebolla morada hermosa
2-3 hojas de laurel
Tomillo
Aceite y sal.

Preparación:
  1. Cortaremos la cebolla en juliana.
  2. Exprimimos el zumo de las naranjas (yo lo hice con un tenedor) y sacamos la pulpa, toda, hasta dejar la cáscara solamente. 
  3. En un bol o recipiente, pondremos el pollo a macerar un par de horas con el zumo de la naranja y la pulpa, junto a la cebolla, las hojas de laurel, tomillo.
  4. En una sartén hermosa calentamos una par de cucharadas de aceite y a fuego medio rehogamos el pollo y la cebolla (sin el zumo). Echamos sal al gusto (el mío prácticamente nada).
  5. Una vez tenemos el pollo doradito y la cebolla en marcha también, añadimos el zumo de las naranjas y la pulpa y dejamos cocinar hasta que esté bien cocido el pollo.
  6. Retiramos el pollo y dejamos la salsa reducir a la mitad aproximadamente.
  7. Servir caliente y con pan! 






Buen pan porque os va a encantar la salsa! a mojetear pan!




*Notas: 
  • En mi caso no añadí azúcar al zumo de naranjas porque estaban bastante dulces y la cebolla ya iba a hacer su aportación a la mezcla. Si notas que tus naranjas no lo están tanto, añádela en el momento de reducir la salsa a tu gusto.
  • Salpimentando el pollo queda riquísimo también. Puedes utilizar las hierbas aromáticas que más te gusten.
Desde ese día la hacemos semanalmente, es sencilla, bastante rápida y como nos han encantado las cebollas moradas... pues añadidas al menú casero!

¡¡Espero que os guste tanto como a nosotros!! Besazos mil corazones y hasta la próxima receta!!

blog photo firmablog_zps49061199.png