7 de agosto de 2014

Mi Sacher dedicada especialmente a mi padre... Feliz 63 añazos!!!

Mi Sacher dedicada especialmente a mi padre... Feliz 63 añazos

Mi Sacher dedicada especialmente a mi padre... Feliz 63 añazos

Este domingo pasado fue el cumple de papá y como tal, se merecía un mega homenaje familiar! 63 añazos no se cumplen todos los días así que había que celebrarlo!

Los que me conocen sabes que soy una loca de @MasterChef y más concretamente de Jordi Cruz (esa voz que me tiene enamorà jajajaj) No había visto el programa en su primera edición pero he compensado con la segunda! jajajjaj (lo he visto repe los sábados incluso)y el día de la Sacher... No ha llegado a obsesión pero mira si hace meses que salió y aún estaba en pendientes. Me hago con la revista y toma! la Sacher a doble página... #eraeldestino 

Y lo que ocurría es que necesitaba de una celebración importante! Todos los cumples de mi family lo son, y más el de mi padre, al que adoro y se merece lo mejor de este mundo y de otros! 

Papi de mis amores, va por ti! Porque eres nuestro ejemplo a seguir, por tu dedicación a nosotras (somos 4 las mujeres de su vida, mi santa madre y nosotras 3 jajajja) #tehasganadoelcielodesobra, por cuidarnos y mimarnos, por hacernos reír, disfrutar contigo en el huerto, por tus chistes malos no.. lo siguiente! y por tus bailes #ayomaaaa 

Mi Sacher es un poco diferente a las recetas habituales, he reducido
en azúcares pues con la mermelada, que en mi caso es de fresas, es suficientemente dulce, además del extra de cacao que lleva. El bizcocho lo hice en un molde alto, con lo cual necesité más tiempo de horneado y quedó más compacta #quebuenooooporfavor Os lo cuento todo!

Mi Sacher dedicada especialmente a mi padre... Feliz 63 añazos

Vamos al lío!

Ingredientes:
  Para el bizcocho
  4 huevos M(separamos yemas y claras)
  100 gr de cacao en polvo sin azúcar
  1/2 vaso de agua
  75 gr harina normal
  15 gr almendras molidas
  50 gr azúcar
  100 gr aceite girasol (o mantequilla en pomada)
  1 cucharadita de levadura en polvo tipo Royal
  
  Para el almíbar
  100 ml agua
  100 gr azúcar

  Para el relleno y cobertura
  Mermelada de fresas

  170 gr chocolate negro 70% sin azúcar
  50 gr mantequilla
  50 gr nata líquida para montar mínimo 35% M.G.

Preparación:
  1. Separamos las yemas de las claras y reservamos éstas últimas.
  2. Batimos en el robot o con las varillas el azúcar con el aceite y poco a poco vamos añadiendo las yemas una a una. mezclamos hasta integrar.
  3. Añadimos el cacao en polvo y mezclamos. Ahora la harina, la almendra molida y la levadura, y mezclamos. Le toca al medio vaso de agua, removemos bien. Nos quedará una masa más bien líquida.
  4. Precalentamos el horno, 180º si es posible sin aire (si no bajamos a 170º).
  5. Montamos las claras a punto de nieve. Las añadimos a la mezcla con cuidado y con una lengua y movimientos envolventes para que no bajen integramos las claras (si pruebas ahora mismo el bizcocho ya te da una idea de lo que va a ser... riquísimo sin hornear todavía!)
  6. Engrasamos el molde, vertemos la mezcla y al horno, unos 40 minutos. Vamos haciendo la prueba del palillo para que no nos quede crudo por el centro.
  7. Dejamos enfriar en el molde unos 30 minutos y luego terminamos sobre rejilla.
  8. Completamente frío con la lira o cuchillo de sierra lo cortamos. Preparamos el almíbar flojo: en un cazo ponemos el azúcar y el agua a calentar, removiendo constantemente, cuando el agua hierva, retiramos del fuego y lo ponemos en un vaso o jarrita (necesitamos parar la cocción para que no se convierta en caramelo). Empapamos los bizcochos.
  9. Ponemos una buena capa de nuestra mermelada favorita, en mi caso la de fresas y tapamos con el otro bizcocho.
  10. La cobertura de chocolate! Ponemos a fundir el chocolate con la mantequilla a fuego muy suave (personalmente no me gusta el microondas, si no estás al loro se quema y hay que volver a empezar) una vez todo fundido e integrado añadimos la nata líquida (para montar y mínimo 35% M.G.) Colocamos el bizcocho sobre una rejilla, un plato o fuente debajo y vertemos la cobertura, tapamos bien los cantos de nuestra tarta y alisamos. 
  11. A la media hora más o menos ya la puedes poner sobre el plato para servir y la reservaremos en la nevera hasta consumirla, sacándola con media hora de antelación para atemperar.












Indescriptible... No la habíamos probado nunca o al menos que fuera consciente que era una Sacher... El cumpleañero alucinado... ni una palabra articuló así que cuando repitió e incluso para merendar jejejej estaba brutal!!




La tenemos que repetir en versión apta para diabéticos así que ya tengo deberes para vacaciones!!

La receta base es de la revista MasterChef.

Si te animas a hacerla y quieres enviarme una foto, estaré encantada de publicarla en el blog!

blog photo firmablog_zps49061199.png