22 de enero de 2015

Bizcocho japonés de queso "caprichoso" sin azúcar


¡¡Muy buenos días corazones!!
Como os había prometido... otra receta más! yo la llamo de aprovechamiento ;) porque me quedó Queso Cremoso de Oveja "Caprichos de la Pastora" cuando preparé los bombones de queso y chocolate y no podía ser todo zampar con grissines... ¿¿¿Qué podía preparar para no disfrutar solo yo???

Una que cree mucho en el destino, en la fé, en que las cosas suceden porque tienen que suceder, este bizcocho japonés de queso apareció así sin más por delante de mis ojos y supe de inmediato que se iba a convertir en un fijo en casa... ¡¡Nos teníamos que encontrar en algún momento!! y así fue, yo necesitaba un postre, tenía quesito muuuuy rico para hacerlo y sin pensarlo dos veces.... zas!!!


Por lo menos una vez en la vida lo debéis probar, no os va a dejar indiferente, es suuuper esponjoso, con el sabor del queso que se queda en el paladar... ummmm y para nada dulce pues va con endulzante!

Muy pero muuuy recomendable disfrutarlo con mermelada de fresas... es una combinación inolvidable si no ya me contaréis!


Vamos al lío!

Ingredientes:
50 gr de leche semidesnatada
140 gr de Queso Cremoso de Oveja "Caprichos de la Pastora"
25 gr de mantequilla a temperatura ambiente o aceite suave
30 gr de harina normal
30 gr de Maicena
3 huevos
Media cucharada de zumo de limón
Medio sobre de gasificante
70 gr de endulzante para bizcochos de +www.dayelet.com (si quieres, la misma cantidad de azúcar)
Una pizca de sal

Elaboración:
  1. Precalentamos el horno a 170 º calor arriba y abajo y ponemos una bandeja con agua dentro (lo vamos a hacer al baño María).
  2. En un bol batimos la leche, el queso y la mantequilla hasta que queden bien integrados. 
  3. Añadimos las harinas tamizadas y seguimos batiendo.
  4. Añadimos ahora las yemas, una pizca de sal y el zumo de limón, seguimos batiendo hasta que lo tengamos bien mezclado todo.
  5. Por otro lado, en otro bol vamos a montar las claras a punto de nieve con el gasificante. Poco a poco vamos añadiendo el endulzante y terminamos de montarlas.
  6. Agregramos a la masa de queso y con una espátula y movimientos envolventes mezclamos.
  7. Repartimos en nuestros moldes, en mi caso, utilicé dos mini cocottes llenas casi al tope y nos vamos al horno, dentro de la bandeja del agua, unos 40-45 minutos ( dependiendo de vuestros hornos, vamos haciendo la prueba del palillo hasta que salga limpio).
  8. Espolvoreamos con azúcar glas al gusto!




¡Ay qué rico! resulta muy suave y taaaaaan esponjoso que es increíble! A ver quién os dice que no a este manjar! jijijij




Espero que lo disfrutéis mucho! estoy segura de que os va encantar!

Un abrazo!

blog photo firmablog_zps49061199.png