25 de junio de 2014

Helados de cerezas

Helados de cerezas

Helados de cerezas


¡¡Ay que ya están aquí!! Llegaron a casa las cerezas y con fuerza... En mi pueblo tenemos un pequeño huerto sólo con árboles y 3 son cerezos y es la primera vez que llegamos y están!!! (mis abuelos eran de una aldeita perdida en la montaña, en la serranía de Albacete y claro, en estas fechas nunca hay nadie más que los vecinos jejej). Pero este año... siii y menuda cosecha que vino para Valencia... Solamente son de 1 árbol y medio... unos 50 kilos #unaanimalà #hayquedejarparalospajarillos y los #vecinos ;)


Ahora toca regalar a amigos, #vecinasquesellevanlaalegríadeldía y sobre todo... A cocinar!!! Compotas y mermeladas para el invierno listas. Y a mí me tocan los helados y dulces!! #másfelizqueuna perdiz

La primera receta que he encontrado ha triunfado como los Chichos! así que de momento a hacer litros de éste y cubrimos el verano. Refrescante y muy suave por el yogur griego, cantidades de azúcar
muy ajustadas para que todos en casa podamos disfrutarlos, éstos son mis helados de cerezas.

Vamos al lío!

Ingredientes:

350 gr de cerezas deshuesadas
3 yogures griegos naturales

65 gr azúcar blanquilla (90 gr si no utilizas azúcar invertido)

22 gr azúcar invertido (te cuento aquí cómo hacerlo)


Preparación:
  1. Deshuesamos las cerezas (con cuidado de no dejarnos ningún hueso)
  2. Las ponemos en un cazo a fuego suave con el azúcar (y el azúcar invertido también si queréis utilizar) durante unos 5-6 minutos, hasta que observas que empezamos a notar que las cerezas sueltan su juego y los azúcares están disueltos (ya empieza a oler de vicio!!)
  3. Retiramos del fuego y dejamos enfriar. *Mi truco del almendruco: hago una especie de baño María pero en frío, esto es, un cuenco con agua e hielos y dentro ponemos el alimento a enfriar (esta técnica resulta muy útil para que ciertos alimentos no se nos pasen de cocción mientras enfría para por ejemplo congelar, ...)
  4. Una vez frío, añadimos los yogures y batimos.
  5. Preparamos los moldes y a congelar!













Resultado... las imágenes hablan por sí misma... es un helado delicado, con intenso sabor (y tropezones!!!) de cerezas y la suavidad del yogur griego, no resulta excesivamente dulzón y es un soplo de aire fresco!

Notas

  • Puedes triturar más o menos las cerezas ya dependiendo del gusto, de las dos maneras hice y personalmente con tropezones de fruta me gusta más. 
  • También puede llenar una tarrina y hacer bolas o mini-tupper individuales.
  • Si quieres un sabor menos intenso puedes seguir tal cual la receta original de la que os dejo en enlace más abajo.



La receta original es del blog Cocinando entre olivos  y el link os lo dejo aquí

Si te animas a hacerla y quieres enviarme una foto, estaré encantada de publicarla en el blog!