21 de julio de 2014

Ni me lo puedo creer... cómo me gusta la crema de pepino y menta!

Ni me lo puedo creer... cómo me gusta la crema de pepino y menta

Quizás la palabra que más pueda definir esta situación sea sorpresa, estoy flipando, #nadieamialrededormecreehastaquemevee yujuuu!!!

La cosa es que hará, sin exagerar, 25 años que no pruebo el pepino y no es exactamente culpa de él sino del sabor del vinagre, no puedo, para mi es algo que no tiene explicación pero de un día para otro no soportaba el sabor ni el olor del vinagre, tan fuerte (jejje pero el café sin azúcar, claro que no es lo mismo ácido que amargo) que empezó a limitarme todos aquellos platos o ensaladas que lo llevaban, hasta tal punto que era capaz de olfatearlo a metros! 

Y sin embargo desde que empezamos a recolectarlos en el huerto he empezado a mirarlos con otro ojos, jolín, con tantos ¿qué podemos hacer? 

Uno de mis blogs de cabecera(Directo al paladar) me dio la respuesta... crema de pepino y menta italiana, de una maceta que me regalaron hace una semana y que huele como los ángeles (destino? casualidades de la vida? no sé no sé), ¡esto lo tengo que probar! 

crema de pepino y menta italiana

Y dicho y hecho! Aquí tenéis mi crema de pepino y menta y solamente puedo decir... que la he repetido 3 veces en 4 días... ¡¡porque me
encanta!! Es tan fresquita, ligera, refrescante (y sencilla porque es un momento prepararla) que en mi mesa hace ahora mismo el papel del gazpacho, un vasito de entrante que sienta fenomenal!

Vamos al lío!

Ingredientes (para 2 personas):
2 pepinos pequeños
1 cebolla
1 ajo 
sal y pimienta negra
vinagre de vino blanco
aceite
1 yogur griego natural
hojas de menta

Preparación:
  1. Troceamos los pepinos sin piel y los ponemos en el vaso de la batidora.
  2. Añadimos la cebolla picada y el ajo.
  3. Salpimentamos al gusto.
  4. Añadimos vinagre y aceite de oliva al gusto (he comenzado con poquito para rectificar si es necesario más adelante).
  5. Batimos hasta que queda una crema fina. 
  6. Añadimos el yogur griego y unas hojas de menta e integramos bien.
  7. Reservamos en la nevera tapado con film o en tupper hasta servir, decorado con unas hojas de menta (importante servir muy frío) y listo!




Es una crema fantástica para a mediodía o para la cena, aunque tengo que reconocer que en mitad de la tarde con los calores que ya vamos teniendo me he tomado un vasito muy frío.


Este año está siendo muy especial para mí, quizás sea por el blog, quizás el huerto o los retos a los que me voy sumando o MasterChef que me ha abierto a un mundo de productos nuevos para mí, pero la verdad es que estoy sorprendida para bien conmigo misma por todos los retos personales que me voy marcando y voy sacando adelante #modomuyorgullosaactivado !


¡Quién me lo iba a decir a mí! Gran receta para los sofocos veraniegos y gran re-descubrimiento personalmente! Espero que os guste!
La receta original la tenéis aquí, es una delicia de blog, uno de mis favoritos y tiene muchísimas recetas con pepino!

Si te animas a hacerla y quieres enviarme una foto, estaré encantada de publicarla en el blog!

blog photo firmablog_zps49061199.png