9 de julio de 2014

Refrescante helado de limón

Refrescante helado de limón

Refrescante helado de limón

Que te regalen una heladera justito antes de comenzar la temporada oficial de helados... ¡¡es genial!! #botesdealegría solo de pensar que la pereza (poca también hay que decirlo jejej porque querer es poder!) de removerlo cada cierto tiempo desapereció de un plumazo y me venían ideas y más ideas para estrenarla... ésta ha sido la primera de todas, helado de limón, muy bajo en azúcar, refrescante a
tope para ése día que encima fue poniente! todo un acierto sí señora!

Al lío! porque es facilísimo!

Ingredientes:
200 ml de nata para montar (mínimo 35% M.G.)
2 yogures griegos
el zumo de 2 limones
2 cucharadas de azúcar invertido (si no tienes 4 cucharadas de azúcar)
2 cucharaditas de azúcar.

Preparación:
  1. Semimontamos la nata.
  2. Batimos los yogures con el zumo de limón, añadimos el azúcar invertido y el azúcar normal y mezclamos hasta integrar todo.
  3. Vertemos la mezcla a la nata semimontada y batimos un poco más hasta que quede homogéneo (en este punto podemos probarlo, por si queremos rectificar el azúcar. Teniendo en cuenta que el azúcar invertido acabará endulzando más para mi fue suficiente con estas medidas)
  4. Si tenéis heladora, lo introducimos y en unos 20-25 estará listo, dependiendo de la textura en que lo quieras. Lo colocaremos en un recipiente bien cerrado y al congelador. En unas 2-3 horas estará listo para servir.
  5. Y si no tenéis heladora, no os escaqueéis! El procedimiento es sencillo, lo meteremos en el recipiente, al congelador y cada 30 minutos con una cuchara sopera metálica lo removéis (a tener en cuenta que cuantas más veces remováis más cremoso os va a quedar!)
  6. Lo puedes servir en cucuruchos, tarrinas e incluso si utilizas un molde tipo plum cake en cortes de helado con galletas.



Nos ha gustado mucho este helado por lo refrescante y ligero que resulta. Después de comer o cena con el sabor a limón y la suavidad del yogur griego, lo hace ideal para empezar la digestión. No resulta para nada pesado! y en esas tardes de calor sofocante es una buena manera de sentir el frescor de su sabor! Espero que os guste!

Nota: 

  • Mis cantidades de azúcar lo dejan con un toque ácido super refrescante! En la receta original (que está al final de la entrada) tienes las cantidades de la creadora.
  • Los cucuruchos son de Lidl (la heladera también #modohappyactivado!) y están tremendos! y lo dice una a la que no le gustaban! 
  • Si el recipiente para el congelador es metálico muchísimo mejor, enfría más rápido.





La receta original es del blog Julia y sus recetas  y el link os lo dejo aquí.

Si te animas a hacerla y quieres enviarme una foto, estaré encantada de publicarla en el blog!
blog photo firmablog_zps49061199.png